viernes, 27 de marzo de 2015

-"SABALETEANDO" ANDALUCÍA

La oportunidad del adelanto electoral, el voto de castigo al PP, la personalización de la campaña en la candidata... Sí, todas esas y algunas más son posibles explicaciones a los resultados de las elecciones autonómicas andaluzas del pasado 22 de Marzo. Pero mira por donde, a los tres días de celebrarse, aparecen unas grabaciones que propician la detención de la ex-Delegada de Empleo de Jaén, Irene Sabalete, en las que chantajeaba a sus trabajadores para hacer campaña pro-PSOE allá por el 2012.

Irene Sabalete
Sabemos que, en 35 años de PSOE, se ha creado toda una red de clientelismo, por medio de convenios, subvenciones, creación de empresas públicas y demás, que, querámoslo o no, propicia que un elevado porcentaje de andaluces, si bien, no han sufrido un chantaje tan explícito y burdo como el de la candidata socialista, cada vez que entran en la cabina electoral para coger la papeleta, escuchan en su subconsciente aquello de  

"Si el PSOE no gana las elecciones; no voy a seguir trabajando, no se va a renovar el convenio, no sé lo que va a pasar con la subvención, etc".

Hay, por tanto, en nuestra tierra, una gran cantidad de conciencias, digamos, "sabaleteadas", que mantienen al mismo partido en el gobierno, con unos tintes que, cada vez se parecen más al México del PRI. Todo esto, aleja las condiciones para que podamos hablar de una auténtica democracia.

Ante una situación como esta, entiendo que la única salida es pegar fuertes aldabonazos en la conciencia de estos andaluces, recordándoles que aquí, la dignidad y la vergüenza siempre han valido más que el "dame pan y llámame tonto". Andalucía está llena de monumentos erigidos a personas que han encarnado este ideal. Mariana Pineda, Trujillo y sus compañeros, los héroes de las agitaciones campesinas del XIX, no admitirían que nadie les... "sabaletease".


José Manuel Cidre

martes, 24 de marzo de 2015

-LA JUGADA DE DÍAZ

Efectivamente con las elecciones andaluzas le ha salido bien la jugada a Susana Díaz. La previsible derrota electoral que podía haber sufrido en el caso de agotar su legislatura se ha convertido en una victoria que puede mantener al PSOE en la Junta de Andalucía hasta el año 2019.


Hablamos de mantener al PSOE porque es dudoso que la señora Díaz se mantenga al frente de la Junta durante los próximos años, habida cuenta de que sea requerida para empresas mayores apuntando al Gobierno de España y no sólo a la comunidad más poblada del país. Y es que bien ha quedado demostrado que el interés de Díaz con este adelanto electoral no era pensando en los andaluces, sino pensando en su beneficio personal y de su partido. 

La gobernabilidad en Andalucía estaba más que garantizada hasta el próximo año, y más aún con los presupuestos de la Comunidad aprobados. Y ahora hay un parlamento más fragmentado, requiriendo el acuerdo entre varios partidos, pero que también sumiso a sus intereses.

Y sin duda ha sido la campaña de Susana, todo bajo su imagen personal e incluso borrando la marca de su propio partido. Hay quienes hemos dudado de las siglas del PSOE en los últimos años: hace mucho tiempo que no ejerce la S de Socialistas, en él no quedan O de Obreros, y en su reino de taifas se perdía la E de España. Quedaba si acaso la P de Partido. Pero con Susana Díaz ha quedado demostrado que la P de Partido también puede quedar en el olvido bajo la propia marca del #YoConSusana.

CAMPAÑA ELECTORAL
Esta victoria se ha cimentado en la forma de plantear una campaña a contrapie a sus rivales. Un ejemplo fue esos debates a tres en las televisiones públicas. ¿Por qué no al menos un debate cara a cara con Moreno Bonilla? Deberían de acordar al menos un debate Díaz-Moreno, al igual que otro que fuera Sánchez-Rajoy para las generales. El descalabro del PP tras las políticas del Gobierno de España de estos últimos años estaba servido.

Eso sí, para los agoreros del fin del bipartidismo, que tengan en cuenta que PPSOE han sumado 80 diputados de un total de un Parlamento de 109 (también mediante el apoyo de la Ley D´Hondt). Esto ha provocado que Podemos se quede en 15 diputados: por debajo de algunas encuestas, pero suficiente para cumplir sus objetivos de intentar alcanzar el Gobierno de España, más aún sin tener que mojarse a favor de apoyar cualquier opción de cara a la gobernabilidad de la comunidad.

Pero si ha habido un As en la baraja de estas elecciones ha sido la irrupción de Ciudadanos y el papel decisivo que ha jugado a favor del PSOE. Un partido con unas ideas económicas de corte liberal, pero que va a posibilitar el gobierno de Díaz. Y ha sido quién ha tenido capacidad de robar el voto del Partido Popular, llevándose un buen puñado de votos del centro-derecha de Andalucía pero descontentos con Rajoy y con su nuevo candidato. 

Además, se han llevado un alto índice de votos de andaluces descontentos con el bipartidismo, pero contrarios a entregarse en las urnas al “radicalismo” de Podemos, el partido de Pablo Iglesias. Unos votos contra el bipartidismo que inicialmente podían estar reservados para UPyD de no ser por la capacidad de crear tendencias que parte de las encuestas. Es claro que si no es por el marketing electoral que generan las encuestas, Ciudadanos no hubiera subido como la espuma. Aparte de por la espiral individualista y antidemocrática que se está imponiendo en el partido de Rosa Díaz.

Ciudadanos casi de la nada, ha multiplicado su número de votos por ocho en Andalucía desde las anteriores elecciones europeas. Se presenta un nuevo gobierno del PSOE por delante en la única comunidad de España de nuestra actual democracia que ha sido siempre gobernada por el mismo partido. Y esto a pesar de haber obtenido el porcentaje de voto más bajo en todas estaselecciones autonómicas, con un 35,43%.

La victoria de la corrupción y el paro frente a los últimos ha quedado en primer lugar en Andalucía.

viernes, 13 de marzo de 2015

¿EN QUÉ LUGAR QUEDAN LOS ÚLTIMOS EN LAS ELECCIONES ANDALUZAS 2015?

El pasado lunes 9 de marzo tuvo lugar en la Casa de Cultura y Solidaridad de Granada una tertulia sobre la 'Situación Política actual en Andalucía. Fue presentada por José González, militante del PartidoSain y del Movimiento Cultural Cristiano de Málaga. En ella se trató especialmente la actual campaña electoral, y las causas del adelanto de las elecciones autonómicas en la región. 

Sirvió para desgranar los distintos intereses de los partidos políticos, así como para ver en qué lugar han dejado a los últimos de la sociedad, tanto de Andalucía como de más allá de nuestras fronteras. Se empezó viendo la ineficacia y complicidad de la Junta de Andalucía ante el problema del paro, en una comunidad dónde según la EPAse alcanza el 34% de parados y existe medio millón de familias con todos sus miembros en paro.

Susana Díaz y el PSOE en Andalucía han demostrado estar al servicio de la banca y de los mercados financieros, dependiendo de ellos sin realizar en absoluto políticas de izquierda y socialistas: así lo ha demostrado con la familia Botín de los que ha obtenido créditos por valor de 500 millones de euros, o con encuentros públicos con el presidente del Grupo la Caixa, Isidro Fainé; el de Telefónica, César Alierta o el de Endesa, Borja Prado. Una vez más se demuestra que quién paga, manda.

Lo último en corrupción ha sido ver cómo en el caso de los ERE tras haber sido citados Chaves y Griñán para declarar como imputados ante el Tribunal Supremo, aún mantienen sus cargos de Diputado y Senador, en contra de las propias palabras que dijo la presidenta de la Junta: “Cualquier imputado deberá dejar el escaño”.

En Andalucía crece tanto la corrupción legal como la corrupción legal e inmoral, en forma de prebendas, derechos y salarios desorbitados.

En el análisis de los partidos que se presentan a las elecciones andaluzas, se mostró en la tertulia cómo el PP vende los logros del gobierno de Rajoy, ejemplo de una falsa recuperación económica a costa de recortes y de más explotación de los trabajadores, con una mínima bajada del paro traducida en trabajar más horas por menos salario. IU luchando por no desaparecer del panorama político y pagando las ansias de poder de estos años atrás y tras pactar con el PSOE a cambio de cualquier sillón.

Mientras se dialogó sobre Podemos y su utilización de las elecciones andaluzas como laboratorio de pruebas de cara a las elecciones generales. El Congreso de los Diputados es el lugar hacia dónde dirigen sus intereses tras haber rechazado presentarse a las elecciones municipales con su propia marca y evidenciando ignorar la forma más básica de democracia actualmente: los municipios.


Desde el partido Sain se quiso plantear su compromiso y permanencia en la denuncia de la situación en qué quedan los últimos en la sociedad: con los parados, con los que sufren la pobreza en sus diferentes formas, con los hambrientos e inmigrantes, con los desahuciados… personas más allá de unas frías cifras pero que luchan por la dignidad de un trabajo o de sacar una familia adelante sin depender del pan y circo que se ha ofrecido tantos años en Andalucía. 

jueves, 12 de febrero de 2015